Invitar con amor y respeto, a todas las etnias musulmanas a seguir a Jesús.

Formamos discípulos que establecen iglesias para que Cristo sea alabado y reconocido.

Inspirar nuevos movimientos transformadores dentro de las etnias musulmanas abandonadas, a través del envío de equipos para catalizar este cambio.